La terapia Gestalt

La terapia Gestalt. Mujer en el presente

La terapia Gestalt es un enfoque terapéutico que nos invita a vivir plenamente el momento presente. Plantea que existe un ciclo de necesidades en el que estamos continuamente inmersos. Nuestra capacidad de identificar y de satisfacer las necesidades tiene que ver con el grado de autocuidado y autoapoyo qué nos podemos ofrecer a nosotros mismos.

Por circunstancias de la vida muchas veces este ciclo de las necesidades está interrumpido de forma que perdemos la conexión con el presente y con lo que queremos. Podemos tener dificultades para conectar con nuestras necesidades a muchos niveles:

Detectar las necesidades: es frecuente que muchas veces las personas no saben lo que quieren o necesitan.

Energizarnos: todo movimiento requiere una dosis de energía inicial sin la cual no es posible el movimiento. Está fase implica encontrar esa determinación para dar el primer paso.

Crear un plan de acción: establecer un plan de acción para ver cómo acercarnos a satisfacer nuestra necesidad sabiendo que a veces tendremos que movernos más lento y otras veces más rápido.

Mantenerse en la consecución de las necesidades:
una vez que empezamos a contactar con nuestra necesidad muchas veces es importante hacer un seguimiento de cómo vamos en el transcurso de la misma. Hay personas son muy buenas iniciando proyectos pero raras veces los acaban.

Concluir una necesidad: en ocasiones las personas nos podemos quedar enganchados en una relación o un trabajo por la dificultad de poner un límite y alejarnos cuando nuestras necesidades ya fueron cubiertas. Descubrir cuándo es el momento de retirarse es un aspecto fundamental.

Celebrar y saborear la satisfacción de nuestra necesidad: muchas veces nos volvemos «conseguidores de metas; vamos pasando de una meta a otra sin realmente saborear el proceso o el resultado. Como consecuencia sentimos vacío y una sensación de insatisfacción constante. Las necesidades solo se pueden satisfacer plenamente cuando aprendemos a nutrirnos de ellas en vez de utilizarlas meramente como objetos de productividad.

La terapia Gestalt está orientada a explorar como es nuestro proceso en la consecución de estas necesidades. A medida que vamos descubriendo nuestra forma satisfacernos o dejarnos insatisfechos vamos ganando más claridad. El objetivo final es que seamos más responsables y cuidadosos de nuestra vida.

Ignacio Parra
Psicólogo y psicoterapeuta Gestalt
Número de colegiado M-23109

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×

Powered by WhatsApp Chat

× Whatsapp