APEGO ANSIOSO EN LA PAREJA

apego ansioso en la pareja

¿QUE ES EL APEGO ANSIOSO EN LA PAREJA?

El apego ansioso ambivalente es una de las categorizaciones establecidas por los estudios del apego de John Bowlby. El apego ansioso es una forma de relacionarse basada en el miedo y la angustia ante la posibilidad de ser abandonado. En la relación de pareja implica una fuerte necesidad de recibir atención, reconocimiento y seguridad.

EL ORIGEN DEL APEGO ANSIOSO

El origen del apego ambivalente proviene de una figura cuidadora que estuvo muy ansiosa y preocupada en la educación. Son madres o padres que tienden a magnificar cualquier posible situación de riesgo para sus hijos. Estos padres suelen crear escenas dramáticas en torno a cualquier evento. Si el hijo tiene una caída, por ejemplo, el padre o la madre podrían gritar: “¡Qué horror, mira lo que has hecho!”, “¡Podrías haberte matado!”

Con este tipo de reacciones los padres insertan en el hijo dos mensajes subliminales:

  • La forma de amar a las personas implica preocupación, angustia y estar muy pendiente de la otra persona.
  • Explorar el mundo de una forma independiente es peligroso y pueden pasar cosas trágicas.

TIPOS DE APEGO ANSIOSO EN LA PAREJA

En general podemos observar una serie de rasgos que son comunes en el apego ansioso:

  • Suelen exaltarse y y verse muy afectados por cualquier situación concerniente a una posible separación de la pareja. Suelen pensar mucho en la pareja y basan su felicidad en el grado de seguridad que les aporta.
  • Expresan y demandan muestras de afecto constante.
  • Pueden volverse exigentes y poner a prueba el amor con tal de asegurarse que la otra persona les sigue queriendo.

Al margen de estas características comunes podemos observar algunas diferencias en función del tipo de apego ambivalente:

  • LA PAREJA DEPENDIENTE: busca constantemente el cuidado y la protección del otro miembro de la pareja. Esta persona aprendió en su infancia que cuanto más se quejaba y más inválido era, más afecto y atención recibía. Los niños entendieron inconscientemente que haciéndose pequeños y desvalidos ayudaban a su madre a calmar su necesidad de protección. Esto en los primeros años de vida era un beneficio mutuo en tanto que la madre podía aumentar su autoestima al sentirse con la situación bajo control, mientras que el hijo tendría una gran cantidad de atención cada vez que no supiera desenvolverse ante la vida.
  • LA PAREJA CUIDADORA: este caso es el contrario del anterior. Son personas que minimizan o niegan sus necesidades y que están totalmente volcadas en las necesidades de los demás.  Si miramos hacia el origen de esta situación vemos que los padres en este caso estaban tan ansiosos y sobrepasados, que cuando el niño tenía algún problema su forma de tratar de controlarlo era:
    • Quitarle importancia o minimizar lo que el niño hacia: “¡No llores que no ha sido nada…!”
    • Volcar en los niños toda la responsabilidad inyectando en ellos culpa o vergüenza.  “¡Me vas a matar de un susto un día de estos!”,” ¡Mira lo que le haces a tu madre, has sido un niño malo!”

Estos padres con un alto grado de agitación en el fondo trataban de regularse a ellos mismos frenando los impulsos de sus hijos.

CONSECUENCIAS DEL APEGO AMBIVALENTE EN LA PAREJA

Los niños que han tenido apego ansioso suelen tener una gran dificultad para mantener relaciones de pareja sanas. Existen dos rasgos principales que van a afectar negativamente a la construcción de una pareja estable tanto en el perfil dependiente como en el cuidador:

  • Tienden a anticipar constantemente la posibilidad de abandono. Estas personas tienden a recrear en sus mentes pensamientos catastrofistas donde su pareja los deja de querer, los deja o los traiciona.
  • Su forma de relacionarse está basada en el intento de control de la pareja. Tienden a híper reaccionar ante los cambios emocionales del otro. Se vuelven en este sentido personas muy preocupadas y están alerta para tratar de evitar la fantaseada separación. Pueden volverse muy instigadores hacia la pareja preguntándole con vehemencia. Crean un radar que trata de calmarse investigando o confrontando la situación.

Si ponemos un poco más detalle podemos observar algunas ligeras diferencias en función de cada tipo de apego ansioso:

  1. En el perfil dependiente la persona primero tratará de asegurar que la figura cuidadora sigue cuidándola y queriéndola: “¿Qué te pasa?” “Sé que te pasa algo, dímelo…”  Si la pareja entonces no termina de ofrecer la seguridad deseada, la persona dependiente podría autogenerarse enfermedades y trastornos psicosomáticos que pudieran alertar a la pareja para llamar su atención y reconquistar el control de nuevo.
  2. El perfil cuidador: en este caso la persona, igual que en el perfil dependiente, primero investigará la situación: “Te veo raro… ¿estás mal”? En este caso la persona en primera instancia tratará de hacerse cargo de las necesidades del otro de una forma más intensa, pudiendo incluso favorecer situaciones de dependencia de la pareja para boicotear su independencia.  Si la pareja sigue distante y se ven muy asustados por la posibilidad de abandono podrían volverse agresivos y retirar el afecto y los “favores ofrecidos” en un último intento de que la pareja recule y vuelva a la situación de “amor controlado”.
  3. Perfil mixto: sucede también que hay personas que alternan los dos anteriores perfiles siendo en ocasiones dependientes y en otras cuidadoras en función de diversas circunstancias.

¿COMO SABER SI MI PAREJA TIENE APEGO ANSIOSO?

Detectar si tú pareja tiene apego ansioso puede ser un elemento muy útil a la hora de construir una relación. Observar a la otra persona y cómo se comporta en la relación es una clave fundamental para conocer el tipo de apego. Aquí te dejo algunos tips para poder investigar:

  • La pareja demanda de forma insistente atención, reconocimiento y validación. ¡Puede llegar a ser muy insistente!
  • Se inquieta cuando pasa tiempo sin contacto o cuando te tomas un tiempo para hacer tus cosas.
  • Le cuesta poner límites y expresar aquello que le molesta.
  • Tiende a tener hipervigilancia ante la crítica y la posibilidad de ser rechazada. A menudo alberga un secreto sentimiento de inadecuación.
  • Es frecuente que puedan manifestar celos y desconfianza si vas a conocer a una persona del sexo opuesto
  • Suele hacer sus planes en torno a la vida de la pareja. Les cuesta llevar la iniciativa y tener su vida independiente.
  • Suele idealizar a sus parejas y luego pueden sentirse resentirse cuando no cumplen todas sus expectativas.
  • Tiende a ser controladora y anticiparse a las necesidades de su pareja. Le cuesta vivir la incertidumbre y dejarse llevar.
  • Suelen ser personas empáticas, sensibles y que buscan mucho el contacto físico y el cariño para calmarse.

CONCLUSIÓN Y RECOMENDACIONES PARA LAS PERSONAS CON APEGO ANSIOSO

El apego ambivalente genera un gran sufrimiento en las relaciones, especialmente en el contexto de la pareja.  Gran parte de esta dificultad es que estas personas aprendieron en su infancia que cuidar de uno mismo, o bien era difícil o bien era egoísta. Para recuperarse de este patrón de relación es esencial empezar un camino de autocuidado. Este proceso implica atravesar el miedo y el vértigo de sentir el vacío y la soledad al desprenderse (al menos parcialmente) de la obsesión con la pareja.  Para los dependientes implicaría dejar de buscar una figura protectora que les salve de su sentimiento de pequeñez. Para el perfil cuidador el desafío implica dejar de centrarse en las necesidades de su pareja y empezar a centrarse en primer lugar en las suyas propias.

En cualquiera de los dos casos este tránsito hacia la independencia implica sentir ciertas dosis de descontrol y de incomodidad. Me gusta llamar a esto un dolor de crecimiento necesario. Como psicólogo y psicoterapeuta mi trabajo consiste en invitar a las personas a que puedan realizar este tránsito de la forma más amable posible.  Esto implica apoyarles a tomar conciencia de los beneficios de otra forma de relacionarse: por un lado, que puedan sentir que no dependen del afecto o aprobación exterior en tanto que ya tienen el suyo propio. Por otro lado, que puedan empezar una exploración de la vida hacia pequeños retos personales que puedan reactivar sus capacidades, recursos y motivaciones más allá de la pareja.

Este camino no siempre es fácil (y lo digo también por experiencia propia). La intensidad y el dolor de la pérdida de una pareja puede ser totalmente incapacitante y llevarnos a la desesperación. Sin embargo, detrás de este gigantesco malestar se esconden los cimientos de la posibilidad de una nueva vida. Fruto de estas experiencias difíciles se puede gestar el deseo de vivir una vida más libre fruto del amor a uno mismo.

INFORMACION ADICIONAL VIDEO PRESENTACIÓN: CARACTERISTICAS DEL APEGO ANSIOSO Y EL CICLO DEL APEGO ANSIOSO EN LA PAREJA

Como información adicional por si te fuera de ayuda te dejo aquí esta video presentación en el que podrás profundizar un poco más en las características del apego ansioso y el ciclo frecuente del apego ansiosos en las relaciones de pareja.

 

Si tienes cualquier duda o quieres que te apoye en este camino será un placer acompañarte. Me puedes contactar haciendo click aquí

Contactar

Ignacio Parra

Psicólogo y terapeuta Gestalt y especialista en trauma neuroafectivo.

www.psicologomajadahonda,net

37 comentarios de “APEGO ANSIOSO EN LA PAREJA

  1. Camilo dice:

    Me he sentido demasiado identificado por la información respecto a la justificación de la conducta en la etapa de desarrollo. Se nota que tiendes a tener una buena calidad de servicio en lo que respecta.

      • Karol peña dice:

        cómo sentí cada palabra lo entiendo pero no he podido realizar el desapego pero se que lo lograre y te contaré cómo me fue gracias

      • Paulina dice:

        Estoy completamente de acuerdo con todo lo que dices. Este artículo es muy útil. Lo único que no encaja para mi es el final, donde se comenta que la ayuda de terapia va enfocada en la pérdida de una pareja, si se supone que esta patología está basada en el “miedo” a perderla, no se fomenta más?
        Gracias por el artículo

          • Valeria dice:

            Esta respuesta y algo de lo que dices en tu escrito sobre lo qué es el apego ansioso me ha dejado percibir que lo que estoy pasando es quizá algo dentro de lo esperado¿es así? (te explico abajo)
            llevo un tiempo en terapia, y mis formas de comportamiento habían sido tendencia hacia apego ansioso, la última vez que intenté relacionarme con alguien me frustré porque no volvió a ocurrir más que puro enredo y decidí parar, dejar eso de lado (aunque con mucha ansiedad) alejarme de la persona y parar en tratar de relacionarme con alguien más -algo que también hice durante mucho tiempo, ir y conocer a alguien, y si no salía, ir y conocer a alguien más y así en un ciclo como rueda de hámster- desde que paré me he sentido insatisfecha, muy mal, realmente, hace mucho (creo que desde mi adolescencia) no me sentía así, ansiosa en varios días, muy triste en otros, con pensamientos intrusivos relacionados a la última persona, quisiera dejar de sentirme así ya, la paso muy mal, entonces va hacia allá mi pregunta ¿así has visto a tus pacientes en alguna parte del proceso al sobrepasar ese tipo de apego? -me servirá tu respuesta de aquí a que tomo la siguiente sesión de mi terapia- gracias

          • Ignacio Parra dice:

            Gracias Valeria por tu compartir. Muchas veces entendemos el apego como algo completamente rígido. Desde mi visión no lo es. Con esto quiero decir que aunque podamos tener una tendencia general hacia el apego ansioso lo cierto es que por momentos podemos actuar como un apego evitativo y cerrarnos al afecto de otras personas. Este ciclos que hablas son típicos en mi experiencia como resultado de una crisis fuerte o un gran desengaño en una relación. Sin embargo, el apego ansioso tras un peridoo volvera a lo que tu llamas, la «rueda de hamster» para volver a buscar la seguridad en otra persona.

            Psicologo Majadahnda
            Experto en Trauma neuroafectivo y apego.

      • Pilar dice:

        hola tengo 17 años y con este articulo definitivamente confirme lo que me temía, sufro de apego ansioso hacia mi pareja, pero no se por donde empezar a solucionarlo, quiero estar con el pero no quiero que mi apego ansioso le afecte, ¿que debería de hacer?

        • Ignacio Parra dice:

          Hola Pilar, el apego ansioso es un patrón complejo que se establece desde temprana edad. Implica un trabajo de reparentalización interno en un entorno seguro. Esto normalmente es lo que se trabaja en la consulta psicológica para ir identificando y restableciendo un apego seguro.

          Ignacio Parra
          Psicólogo Majadahonda

  2. margarita dice:

    Sufro de apego ansioso … imagino que me dejan y me desespero pero a la vez investigo cosas de mi pareja y comparo mi relacion con sus anteriores relacion y veo que a ellas les demostraba mas amor que a mi sobre todo en redes sociales …estoy embarzada de 4 meses y ahora a sido peor todo esto , lloro y sufro mucho y a la vez aburrire a mi pareja odio ser asi ya no encuentro solucion

    • Ignacio Parra dice:

      Gracias Margarita, a veces no es fácil dejar de buscar el afecto fuera y esta búsqueda puede volverse un círculo de mucho dolor. El proceso de volver a mirarnos y reconectar con nuestro propio afecto es una práctica que implica mucha consciencia y paciencia con nosotras mismas.

      Ignacio Parra
      Psicólogo Majadahonda

  3. Karina dice:

    Muchas gracias por el artículo, sencillo y muy nutrido, me ayudó a entender que es lo que me pasa.
    Desearía saber qué hacer para superar el apego ansioso

  4. Yo dice:

    gracias por ayudarnos.vivimoscen un infierno pero existe salida .sus informaciones son luz para verla.cuando siento síntomas, respiro recuerdo los artículos que he leído y luego actuo ,cada día me va un poquito mejor… gracias

  5. A dice:

    Hola, mi pareja tiene apego ansioso, he leído todo y todo encaja con las situaciones que hemos vivido y eso me lleva a comprender un poco más desde el punto de vista de él, pero ¿Qué puedo hacer para que no se sienta así? ¿Cómo lo ayudo?
    Gracias de antemano, me ayudó mucho su información.

  6. Sofia dice:

    Muy buen artículo.
    Muchas gracias
    Tengo episodios, por suerte no tan seguidos, pero lo bueno es que los puedo identificar y darme cuenta que soy yo quien está percibiendo diferente y genero situaciones que no son reales. Un difícil trabajo para no afectar mi relación de pareja y contenerme reconociendo que soy yo y no él.
    Gracias !

  7. Valeri López dice:

    hola! estoy pasando por una posibilidad de ansiedad generalizada
    realmente me genera mucha ansiedad el pensar que mi pareja se vaya, ya que una vez ya se fué y me gustaría saber si realmente es ansiedad generalizada o un apego ansioso o queeeee
    todos los días me siento muy ansiosa con ataques de pánico y apenas visitaré la próxima semana a un psiquiatra

    que me recomiendas?
    realmente llevo ayuda psicológica y aún así no puedo superar mis ataques

  8. Pilar dice:

    Hola sufro de apego ansioso , tengo 41 años y por más que trato de no apegarme ansiosamente a mis parejas me es muy dificil, he estado saliendo con alguien hace 8 meses y de pronto me dijo que hicieramos una pausa para pensar en el futuro, estar distanciada de él me angustia de tal forma que no puedo concentrarme en mis tareas diarias y me siento débil, como si estuviera agripada o algo así, me obsesiono pensando todo el día en él y tengo ansiedad por contactarle pero sé que estas reacciones en el pasado con otras parejas solo consiguieron alejarnos más, se que necesito ayuda pero no sé por donde empezar, tengo 3 hijas de un divorcio anterior y tengo que mostrarme como la madre fuerte pero tenía mucha ilusión con esta relacion y la verdad él se ha portado muy bien conmigo aunque su independencia a veces me atemorizaba y tenia constantes pensamientos de que me dejaba o que no me tomaba en serio etc. No se como desapegarme

  9. Pilar Guerr dice:

    Hola sufro de apego ansioso , tengo 41 años y por más que trato de no apegarme ansiosamente a mis parejas me es muy dificil, he estado saliendo con alguien hace 8 meses y de pronto me dijo que hicieramos una pausa para pensar en el futuro, estar distanciada de él me angustia de tal forma que no puedo concentrarme en mis tareas diarias y me siento débil, como si estuviera agripada o algo así, me obsesiono pensando todo el día en él y tengo ansiedad por contactarle pero sé que estas reacciones en el pasado con otras parejas solo consiguieron alejarnos más, se que necesito ayuda pero no sé por donde empezar, tengo 3 hijas de un divorcio anterior y tengo que mostrarme como la madre fuerte pero tenía mucha ilusión con esta relacion y la verdad él se ha portado muy bien conmigo aunque su independencia a veces me atemorizaba y tenia constantes pensamientos de que me dejaba o que no me tomaba en serio etc. No se como desapegarme

  10. Carlos Sanchez dice:

    En verdad muchísimas gracias por la información, me ayudo a entender mas a mi pareja pero…que pasa si yo soy evitativo y ella ansiosa? Hay herramientas o metodos que nos puedan ayudar a estar mejor?

  11. Cristina dice:

    Solamente deseo saber cómo y qué debo hacer para convertir mi apego ansioso (con alta sensibilidad) en apego seguro. Tener estrategias prácticas, herramientas útiles, recursos reales.

    • Ignacio Parra dice:

      Hola Crisitna, esto que demandas no es un asunto pequeño. En mi experiencia es un proceso de tiempo ya que el apego ansioso se queda fijado como parte de nuestra personalidad. A veces tener herramientas no siempre lo soluciona todo porque va más profundo. El apego seguro es un camino para aprender a quererse a uno mismo.

      Ignacio Parra
      Psicologo, experto en terapia psicocorporal y apego
      https://www.psicologomajadahonda.net

  12. Maiya dice:

    Hola, Me pareció muy nutritivo tu artículo, es muy claro y da muchas luces. Mi esposo encaja en estas características, poco a poco he caído en el hastió. Antes de leer tu artículo, consideraba que era un hombre muy inmaduro, y con cero regulación a las emociones, acciones que me dañan mucho, y había intentado ser muy paciente con él, y lo peor, muy condescendiente, pero claro, a lo largo del tiempo, implica un gran sacrificio de mi parte. Había llegado a la conclusión de que la soledad también es una gran compañera. Después de leer tu artículo, y antes de la pelea final, ¿cómo puedo ayudarle a que construyamos una relación más afable, compasiva, armoniosa? No digo duradera, porque con los años renuncie a «La falacia», pero puedo pensar que quizás hay una puerta que no hemos tocado antes de que yo camine hacia la paz y tranquilidad que me brindo a mí misma. GRACIAS. un saludo

  13. Patricia dice:

    Ignacio, hay algo que no entiendo bien. ¿En el apego ansioso puede darse tanto el papel del «dependiente» como del «cuidador»? , ¿ambos pueden ser «apego ansioso»?

    • Ignacio Parra dice:

      Es paradójico pero muchas veces el apego ansioso se pone en una posición de recatar. Esto lo hace para calmar su propio vacío temporalmente pero a otro nivel puede ser un mecanismo para tratar de generar un vínculo sin tanto miedo al abandono, (ya que el va de la figura «fuerte»). También puede ser una forma de las otras en el futuro cumplan sus expectativas de cuidado por todo lo la persona cuido a los demás.

      Ignacio Parra
      Psicologo, experto en terapia psicocorporal y apego
      https://www.psicologomajadahonda.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Encatando de escucharte