10 ejercicios prácticos para mejorar tu autoestima

MEJORANDO LA AUTOESTIMA

EJERCICIOS PRÁCTICOS PARA TRABAJAR LA AUTOESTIMA 

Sin duda la autoestima es uno de los síntomas que más me encuentro en mi consulta de psicólogo en Majadahonda. La baja autoestima tiene un gran impacto sobre la vida de las personas, en tanto que deteriora  todas las áreas de su vida: trabajo, pareja, amistades, ocio, proyectos personales….

Sin embargo, siendo un elemento tan fundamental la persona no siempre es consciente de esta dificultad, y puede quedar oculta bajo éxitos sociales, como tener un buen trabajo o tener reconocimientos sociales de cualquier tipo. Los “likes” en las redes sociales se están convirtiendo muchas veces en un referente de la autoestima para las personas. Por otro lado, la baja autoestima, frecuentemente está camuflada bajo otros  síntomas  como: ansiedad, depresión, adicciones,  codependencia, bajo rendimiento,  problemas de identidad…Como este término de la autoestima es tan amplio, puede generar confusión.  Vamos a ir paso a paso para entenderlo bien. Vamos primero a ofrecer una definición rápida.

¿Qué es la autoestima?

Podríamos definir la autoestima como la forma en la que nos percibimos y valoramos a nosotros mismos. Esta percepción interna tiene su base en cómo nos relacionamos con nuestros pensamientos, creencias, emociones y sensaciones corporales.

¿Cómo puedo saber si tengo baja autoestima?

Te voy a ofrecer una serie de preguntas autodiagnóstico que te  pueden indicar si tienes baja autoestima. Si te identificas con muchas de estas preguntas podría ser que tuvieras un problema de autoestima.

  • ¿Te cuesta mucho tomar decisiones?
  • ¿Tiendes a depender de los demás cuando tienes una situación difícil?
  • ¿Te sientes sobrepasada  y  frustrada con facilidad?
  • ¿Te cuesta poner límites y decir que no y luego te sientes culpable?
  • ¿Te avergüenzas cuando cometes errores?
  • ¿Dependes mucho de la opinión de los demás?
  • ¿Tiendes a idealizar la vida de los demás mientras piensas que tú no estás a la altura?
  • ¿Tienes miedo al conflicto y defender tu postura?
  • ¿Te cuesta llevar a cabo y finalizar los proyectos que empiezas?
  • ¿Te dispersas y te cuesta concentrarte en situaciones de presión?
  • ¿Te cuesta mostrarte tal y como eres en tus relaciones?
  • ¿Tiendes a agradar y complacer para que te acepten y te quieran?
  • ¿Sientes en las relaciones que tienes que dar mucho para que los demás aprecien?
  • ¿Tiendes a ponerte “en lo peor” y a preocuparte por cosas antes de que sucedan?
  • ¿Te pones ansioso rápidamente y te da miedo perder el control?
  • ¿Prefieres escuchar en las conversaciones porque crees que no tienes nada que aportar?

¿Cómo puedo mejorar mi autoestima?

A continuación quiero compartir contigo 10 ejercicios prácticos para aumentar tu autoestima. Quiero transmitirte de antemano que la autoestima es una “carrera de fondo”. No  hay una fórmula mágica para conseguir una “autoestima express”. Ganar  autoestima es un proceso personal e intransferible, en este sentido, lo que le puede dar autoestima a una persona a otra se la puede quitar.  Con este artículo al igual que hago con mi terapia te invito a experimentar por ti mismo que es lo que a ti te ayuda más. Aquí tienes un mapa de  recursos orientativo que en general da buenos resultados a la mayoría de las personas cuando se compromete de verdad. Se trata pues de un proceso en el que te invito que cada día renueves tu intención de trabajarlo. Se trata siempre de progreso, no de perfección…¡¡Vamos allá!!

 

1. PRIORIZA LO IMPORTANTE PARA TI: tener una dirección coherente en tu vida te ayudará a tener más seguridad y confianza en lo que te propongas. ¿Qué es lo que realmente quieres?, ¿qué es lo que tiene más valor para ti?, ¿qué te hace sentir más pleno? En mi experiencia no mucha gente se hace  estas preguntas de una forma comprometida.  Así que te sugiero  coger una hoja y ponerte manos a la obra.  Encuentra un espacio relajado en el que puedas aquietarte y tomar algo de distancia de tu vida. Date un tiempo para sintonizar con todo aquello que es valioso para ti, tus sueños, tus anhelos más profundos, lo que ha sido más significativo en tu vida hasta ahora.  El contenido que escribas va a ser  el faro que te alumbre en el camino. A partir de aquí, cada acción que hagas en tu vida, pásale el filtro de estas preguntas y plantéate: ¿Esto que estoy haciendo está en sintonía con mis propósitos vitales? ¿Es realmente importante?. La idea es que vayas reduciendo las acciones en tu vida que no sean coherentes con aquello a lo que das valor. Es verdad que muchas veces se  necesita tiempo para identificar lo que es esencial en tu vida. A veces es una cuestión de ensayo y error pero créeme…¡merece la pena!

 

2. SÉ AMABLE CON TU PROCESO: probablemente llevas muchos años en patrones de comportamiento que no son beneficiosos para ti. Quieres un cambio en tu vida y lo estás intentando  de varias maneras. En el camino es normal que aparezcan momentos con dificultades, imprevistos y retrocesos a comportamientos anteriores. Muchas veces nos podemos plantear que es una tarea demasiado grande y que mejor tirar la toalla.   Es importante que puedas darte margen y no cargarte de autoexigencia, esto sólo creará frustración en ti.  Se trata de que puedas hacer un progreso diario y no tener que alcanzar “la gran meta”. En mi experiencia la autoestima tiene mucho más con el “desde dónde” hacemos las cosas que cuántas cosas hacemos. En este sentido es mucho más valioso hacer menos cosas más conectado con nosotros y nuestro propósito que hacer mucho y desconectados.

 

3. ÁMATE POR LO QUE ERES: muchas veces confundimos la autoestima con la idea del merecimiento. En mi opinión hay una falsa idea de la autoestima que se fundamenta en conseguir logros. La idea de “Cuanto tienes es  cuanto vales” simplifica muy bien lo que quiero explicar. En la cultura en la que vivimos es muy fácil entrar en la dinámica de premios y castigos. Esto es, cando obtengo éxitos me premio y cuando fallo o fracaso me castigo. Esta visión hacia nosotros mismos de “ganador o perdedor” es una forma de meternos presión, autoexigencia y miedo a la hora de desempeñar cualquier actividad. Para generar una autoestima de calidad necesitamos empezar a desarrollar una mirada de afecto y cercanía que trascienda la valoración.  Si podemos seguir manteniendo el afecto por nosotros mismos cuando no tengamos “éxitos sociales” estamos en el buen camino de la autoestima. Al final el desarrollo de una buena autoestima se trata de llegar a ser el mejor amigo de uno mismo. Ir creando esta relación interna de comprensión y cercanía incondicional es la mejor forma de darnos una verdadera seguridad.

 

4. SUELTA LA COMPARACIÓN Y EL PERFECCIONISMO: No hay mayor impedimento para la autoestima que estar comparándote continuamente con aquellos que parecen poseer todo lo que a ti te falta. La fantasía de idealización de los demás crea en nosotros un sentimiento de minusvaloración y carencia. Recuerda, no se trata de competir, sino de  que puedas centrarte en tu propio camino más allá de lo que hagan los demás.  En este sentido puede ayudarte mucho el identificar las fuentes externas que nos hacen “consumir” idealización. Un ejercicio sobre esto sería  identificar todas aquellas fuentes de idealización que nos acaban generando sentimientos de culpa o inferioridad:  ¿redes sociales?, ¿series?, ¿películas?, ¿modelos?, ¿famosos?…Cuanto más puedas soltar todas estas fuentes de comparación toxicas más fácil será para ti ir creciendo en tu camino.

 

5. ASUME DESAFÍOS ASEQUIBLES: este proyecto de mejorar tu autoestima requiere acción por tu parte. Es necesario que al menos  estés dispuesto a asumir algún riesgo (por pequeño que sea).  Sin embargo, es importante que puedas dosificarte en el camino.  Se trata de encontrar un lugar de acción que  suponga un reto pero que no sea demasiado grande para ti (especialmente al  principio). La idea es que empecemos a generar un círculo virtuoso de confianza.  Mejor avanzar poco  que correr mucho y acabar retrocediendo. En este sentido es imprescindible que durante la tarea puedas pararte varias veces y preguntarte, ¿Esto ahora es demasiado para mí? o ¿Es demasiado poco? Encontrar ese lugar moderado pero desafiante es todo un reto que puedes ir revisando en cada momento. El utilizar tus recursos y energía de forma estratégica hará  que te mantengas motivado pero no te acabes agotando.

 

6. SE FIEL A TI MISMA: muchas veces hacemos cosas por los demás para que nos quieran, nos acepten o nos reconozcan. Este tipo de comportamiento a la larga genera vínculos de dependencia emocional y deteriora nuestra autoestima. Así pues, te planteo que antes de hacer cualquier acción te preguntes: ¿realmente quiero hacer esto?, ¿es coherente con mis valores o lo hago sólo por la otra persona? ¿estoy haciendo algo para que no me dejen de querer o no me abandonen? A medida que nos vamos haciendo estas preguntas iremos creando  una conciencia de dirección y valía hacia nuestros valores.. Esta es una forma de alimentar el respeto por nosotros mismos y crear  una autoridad interna y no externa.

 

7. ACOGE LA SOLEDAD: Muchas veces cuando sentimos soledad y falta de afecto nuestro primer impulso es buscar compañía o llamar a alguien para tapar este vacío.  Un ejercicio práctico para trabajar este punto sería dejar de vez en cuando de buscar el apoyo externo y activar la escucha y cuidado hacia nosotras mismas: ¿qué sensaciones y sentimientos tengo cuando me siento sola?, ¿cómo es mi necesidad de afecto?, ¿cómo podría atender esta sensación o sentimiento para encontrarme más aliviado? Muchas veces debajo de la soledad surgen las heridas de un niño o una niña que no fueron tenidos en cuenta o abandonados. A medida que vamos trabajando este “cuidador interno” vamos aumentando la capacidad vivir la soledad con serenidad.

 

8. APRECIA TU VIDA EN LO “PEQUEÑO”: empieza a enfocarte en aquello que ya funciona en tu vida y permítete un tiempo para agradecerlo.  Cualquier cosa que te genere una dosis de satisfacción es un buen lugar para empezar. Se trata de sensibilizarte con  aquellas cosas grandes o pequeñas que hay en tu vida  y crear una actitud de apreciación. Muchas veces damos por hecho una gran cantidad de cosas pequeñas que se dan en nuestra vida.  Un ejercicio para abordar este punto es regalarte un tiempo al final del día para hacer un listado de agradecimientos: ¿Qué cosas hay en mi vida que me gustaron hoy?, ¿qué fue razonablemente bien en el día de hoy ?. ¿qué pequeñas cosas puedo agradecer? Recuerda que no se trata de tener que ir a  “grandes cosas”, sino de conectar con el agradecimiento. Cuanto más sencillos sean los motivos del agradecimiento  más fácil te será ir  apreciando tu vida.

 

9. QUÍTATE LASTRES : la invitación es que te puedas ir deshaciendo de todas las cosas que no aportan valor o nutrición a tu vida. Acciones como ordenar, limpiar y tirar  lo que te sobra es una forma de crear espacio para que lleguen cosas que realmente te aportan. Por supuesto, esto no sólo se aplica a objetos materiales, sino que alude también a personas, pensamientos y emociones. Cuando nos deshacemos de lo que no nos aporta satisfacción  sería como mandar un mensaje al universo diciéndole: “Soy merecedor de que  pueda entrar algo mejor en mi vida”.  A un nivel práctico se trata de ir cuestionando todas aquellas cosas que hay en tu vida para valorar si te están sumando, restando o simplemente hacen bulto.  Haz una inventario de cosas de tu existencia y pregúntate: ¿Esto genera satisfacción o crecimiento? Cuanto más puedas simplificar hacia lo esencial  más espacio vas a dejar para lo  que  realmente es importante para ti.

 

10. DATE MARGEN Y TIEMPO DE CALIDAD : uno de los grandes secretos de la autoestima que a mucha gente se le pasa desapercibido es poder hacer las cosas con tiempo. Cada vez que hacemos las cosas con prisa o con el tiempo muy ajustado no tenemos margen para disfrutar y entregarnos a lo que hacemos. El simple hecho ir a los sitios y hacer las cosas dándote más tiempo de lo habitual te permitirá hacer las cosas desde un lugar más tranquilo y relajado. Una buena autoestima requiere que pases tiempos de calidad contigo mismo y esto implica que no vayas con la lengua fuera a todos lados. Darte tiempo para hacer las cosas con  entrega es una forma de quererte y dar valor a lo que haces. Una práctica muy interesante para trabajar este punto sería agendar citas contigo mismo para simplemente regalarte tiempo. Esto es un regalo que nadie más nos puede otorgar.

 

Ignacio Parra Viudes.
Psicólogo y Psicoterapeuta Gestalt. Nº Colegiado 23109
www.psicologomajadahonda.net

5 comentarios de “10 ejercicios prácticos para mejorar tu autoestima

  1. Avatar
    Francisco Martinez Marti dice:

    Hola Ignacio. Soy autor de una novela que se llama Castillos de naipes. He metido el titulo en internet para ver que habia y he visto tu articulo. Me he quedado sorprendido porque la novela va exactamente de lo que dices en el articulo. La escribi sin ningun conocimiento de psicologia, es el fruto de meditaciones sinceras conmigo mismo despues de haberlo pasado mal. Eso si, tarde 7 años en escribirla e incluso deje el trabajo y mi entorno para sentirme libre de ataduras y poder llegar al fondo de la cuestion. En fin, te recomiendo su lectura. Quizás incluso sirva para ayudar a gente.
    Un saludo.

  2. Avatar
    Victoria dice:

    Los artículos que he leído hasta ahora me parecen buenisimos parece simple pero en realidad es como desmontar la vida de uno para volver a construir todo de nuevo, es un proceso doloroso en el que te enfrentas con todos esos traumas que te vienen desde niño y que no eres consciente ni de que los tienes. Se necesita ser muy sincero con uno mismo y empezar a aceptar el dolor como parte de la vida sin resistencia. Para poder aceptar y perdonar.

    Somos muy rígidos en nuestras estructuras internas y nos resistimos al cambio pero el cambio cuando se produce es maravilloso y cuando se siente parece igual que una revelación.

    Yo sigo trabajando en ello y lo que me queda. Pero me siento más persona ahora de lo que me he sentido nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Whatsapp